Hiperides: Contra Atenógenes

Éste es uno de los discursos mejor conservados de Hiperides, aunque se ha perdido el exordio. Está fechado entre 330 y 324 aC, ya que en el propio texto se dice que han pasado ciento cincuenta años desde la batalla de Salamina (ocurrida en 480 aC), pero no parece que el decreto de Alejandro que permitía el retorno de los exiliados griegos (324 aC) haya sido pronunciado.

El discurso trata un tema particular. Epícrates, el cliente de Hiperides, fue atraído por un jovencito, esclavo de Atenógenes (un meteco de origen egipcio) y embaucado por la ex-amante de éste, una alcahueta llamada Antígona. Con estos engaños Epícrates firmó un contrato por el que se quedaba no solo con el muchacho, sino con su padre, llamado Midas, y su hermano, además de con la perfumería que regentaba esta familia (propiedad de Atenógenes), un negocio cargado de deudas.

Todo favorecía a Atenógenes, pues no existía disposición legal alguna que anulase los contratos estipulados con intención dolosa. Por este motivo Hiperides solicitaba a los jueces que se atuviesen al espíritu de la ley, más que a la letra. Tal vez, a falta de leyes, se presentó una querella por daños. La exposición de los hechos es muy cómica, dibujando un cuadro de costumbres digno de una comedia, donde los personajes hablan con naturalidad y gracia.

Hiperides compuso dos discursos para este proceso, aunque del segundo, que tal vez pronunció el propio orador, solo se conservan citas de otros autores. Se trata de uno de los mejores ejemplos del estilo de Hiperides, pues este tipo de causas se adaptaban mejor a sus facultades.

Esta es la sinopsis del discurso que comienza, como ya hemos indicado, directamente con la narración. Se sigue la numeración de sus epígrafes:
  • 1-5. Epícrates, que no se entiende con Atenógenes, se dirige a Antígona, a la que considera una aliada segura. En su segunda visita ella le comunica que Atenógenes está dispuesto a libertar a Midas y sus dos hijos por cuarenta minas.
  • 6-7. Entrevista de Atenógenes y Epícrates propiciada por Antígona. Atenógenes propone ceder a Midas y a sus dos hijos por contrato, en el que se incluye su almacén de perfumes.
  • 8-12. Epícrates descubre la trama urdida contra él y decide proceder judicialmente.
  • 13-17. Un pacto injusto carece de valor legal. Se citan cuatro leyes en apoyo de esta afirmación.
  • 18-22. Atenógenes es culpable de fraude, ya que debía conocer el importe de las deudas. De lo contrario, debe someterse a la ley sobre las deudas de esclavos.
  • 23-25. Atenógenes pretende que el demandante no quería comprar solo al muchacho, lo cual es absurdo.
  • 26-28. Llamamiento a la benevolencia de los jueces.
  • 29-34. Historial negativo de Atenógenes, como lo demuestra su conducta traidora en Trecén.
  • 35-36. El demandante invita a los jueces a dar un veredicto favorable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada