Isócrates: Cartas

La tradición nos ha trasmitido nueve cartas atribuidas a Isócrates, aunque la autenticidad de algunas es todavía motivo de controversia entre los estudiosos, y su transmisión exacta varía según los manuscritos. Todas ellas están dirigidas a personajes políticos de primera fila, y salvo la IV y la VIII (que contienen recomendaciones), las demás son consejos políticos, donde destaca la idea panhelénica constante en la producción de Isócrates.

Éstas son las epístolas, presentadas en orden cronológico pero numeradas según la transmisión tradicional.

Carta VI

Dirigida a los hijos de Jasón, tirano de Feras que fue asesinado el 370 aC. Isócrates les aconseja renunciar a la tiranía y establecer un gobierno aceptado por sus conciudadanos, así como reanudar con Atenas las buenas relaciones que tenía su padre. La carta está incompleta, tal vez por un cambio en la situación política, y es la que presenta más dudas sobre su autenticidad.

Carta I

Dirigida a Dionisio el Viejo, tirano de Siracusa entre 405 y 367 aC. Constituye el primer intento de Isócrates de que sea un príncipe y no Atenas la cabeza de una confederación panhelénica. El progresivo acercamiento entre Dionisio y Atenas sellado con un tratado de alianza el 367 aC, hace situar la fecha de escritura de la misiva en esta fecha. La muerte del tirano en ese mismo año explicaría que la redacción se interrumpiese.

Carta IX

Dirigida a Arquidamo III, rey de Esparta (a quien ya escribió Isócrates un discurso). La intención es la misma que en la epístola a Dionisio: animar a Arquidamo a emprender una campaña panhelénica contra Persia, la cual sufre graves problemas internos. También está inconclusa, aunque la fecha es más segura, ya que Isócrates dice tener 80 años (lo que la situaría en 356 aC).

Carta VIII

Dirigida a los magistrados de Mitilene, en demanda de amnistía para Agenor, profesor de música de los nietos de Isócrates. La fecha podría situarse hacia 350 aC, pues se habla de Timoteo ya muerto (lo que ocurrió en 354 aC) y la tiranía se estableció en Mitilene hacia 347 aC; además, se dice que el general Diofanto está en Asia, lo que ocurrió cuando luchaba junto al rey de Egipto, Nectanebo, contra Artajerjes Orco, en la campaña de 351-350 aC.

Carta VII

Dirigida a Timoteo, hijo de Clearco (el tirano de Heraclea y antiguo discípulo de Isócrates). Le felicita por el éxito de su buen gobierno, y le recomienda al portador de la misiva, un tal Autocrator. Timoteo comienza a gobernar entre 346 y 345 aC, y la epístola sería poco posterior.

Carta II

Dirigida al rey Filipo II de Macedonia, dos años después de dedicarle un discurso. Isócrates le aconseja que refrene su temeridad y no se exponga a peligros innecesarios (Filipo fue herido durante la campaña contra los ilirios en la primavera de 344 aC). Intenta también la reconciliación entre Atenas y el rey macedonio, y tal vez la embajada enviada en 343 aC por Filipo (y rechazada por los atenienses) fuera un eco de la misiva.

Carta V

Dirigida a Alejandro de Macedonia. Un breve mensaje que acompaña a una carta a Filipo, probablemente perdida. Contiene algunos consejos sobre la educación del joven príncipe, que entonces estaba bajo la tutela de Aristóteles. La carta trasluce la rivalidad entre las escuelas cuando se trató de designar un preceptor para Alejandro. La fecha se sitúa entre 342 y 340 aC, cuando se inicia la guerra entre Atenas y Filipo.

Carta IV

Dirigida a Antípatro, regente de Macedonia, para recomendar a un tal Diodoto. Antípatro acudió como embajador a Atenas en 346 aC, y probablemente también en 344 y 342 aC. Las buenas relaciones de Isócrates, partidario de Filipo, con el embajador de éste explicarían el tono amistoso de la misiva. El carácter familiar, inhabitual en Isócrates, y algunas cuestiones lingüísticas han hecho muy debatida su autoría. Como Isócrates menciona la beligerancia entre Atenas y Macedonia, la fecha se situaría en 340 o principio de 339 aC.

Carta III

Dirigida a Filipo II, tras la batalla de Queronea (otoño de 338 aC). Isócrates, que moriría poco después, vuelve a aconsejar a Filipo la expedición contra Persia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada