Eurípides: Helena

Tragedia presentada en el 412 aC, y que junto a Ifigenia entre los tauros constituye un giro estético patente en el contenido y en la estructura formal. Una complicada intriga y varias escenas de reconocimiento (que en obras anteriores cumplían una función secundaria), hacen que debamos hablar de una tragicomedia. Los personajes pierden algo de fuerza al desplazarse el interés hacia la enrevesada trama, y el ambiente vital está dominado plenamente por la mutabilidad del azar (un cambio de mentalidad propiciado por la pérdida de confianza en los valores tradicionales).

La versión del mito sigue la de Estesícoro y la de Heródoto: Hermes ha trasladado a la esposa de Menelao a Egipto, junto al anciano rey Proteo (racionalización del dios marino). Mientras, en Troya, luchan por una imagen falsa de Helena. Con la muerte de Proteo, su hijo Teoclímeno requiere de forma lasciva a Helena (en ello recae la originalidad de esta versión). La llegada de Teucro, el hermano de Áyax Telamonio, de paso por Egipto en su camino a Chipre, es aprovechado para lanzar funestos presagios sobre el regreso de los héroes de Troya.

Éste es el esquema de la obra, con su resumen:

- Prólogo. Expuesto por Helena, con la ayuda de Teucro en su segunda parte.
Si mi pie no pisara tierra extranjera, la muerte te daría con estas flechas infalibles; pagarías así tu semejanza con la hija de Zeus.
- Párodo. Una larga diatriba entre Helena y el coro, en la que este último aconseja preguntar a Teónoe, la adivina.
Ilión no es ya más que una ruina al cuidado del fuego destructor.
- Episodio 1º. Una suerte de segundo prólogo, a cargo de Menelao y una anciana portera del palacio de Teoclímeno: con vientos nunca favorables para su regreso a casa, el Atrida ha naufragado recientemente cerca de las costas egipcias, y unos pocos supervivientes (junto con la falsa Helena) se han refugiado en una cueva cercana. Menelao descubre que Helena está en el palacio.

- Epipárodo. A cargo del coro, que ha descubierto que Menelao no ha muerto.

- Episodio 2º. Encuentro y anagnórisis de Menelao y Helena (llevan separados diecisiete años), completada al llegar un mensajero y anunciar la desaparición de la falsa Helena, y elaboración de un arriesgado plan para regresar a la patria (con la aquiescencia de Teónoe, hermana de Teoclímeno).
Si en el porvenir obtenéis una fortuna dichosa, ello os compensará de las desgracias pasadas.
Terrible se presenta la lucha, y veo dos alternativas: o tengo que morir, si me sorprenden en mi intriga, o regreso a la patria y consigo salvarte.
- Estásimo 1º. El coro se lamenta de las desgracias de los protagonistas y de la inutilidad de la guerra de Troya.

- Episodio 3º. La estratagema da resultado: Helena engaña a Teoclímeno en presencia de su marido, que finge ser un marinero superviviente del naufragio en el que, supuestamente, Menelao ha perdido la vida. Una nave debe transportar las ofrendas funerarias.

- Estásimo 2º. Narra el mito del rapto de Perséfone.

- Episodio 4º. Últimos preparativos para la navegación ritual. Teoclímeno, a instancias de Helena, entrega a Menelao el mando de la nave.

- Estásimo 3º. Buenos augurios para el viaje de los esposos, y preludio del final feliz mediante una invocación a los Dioscuros.

- Éxodo. Un mensajero informa a Teoclímeno de la huida. El rey de Egipto se enfurece y quiere dar muerte a Teónoe, pero un servidor de ésta se interpone. Los Dioscuros, ex machina, ponen fin a la obra justificando la actuación de la vidente y anunciando que Helena serán divinizada y Menelao llegará a la isla de los bienaventurados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada