pseudo Lisias: Defensa de Polístrato

Aunque este discurso fue transmitido por los antiguos como perteneciente a Lisias, ello es imposible no sólo por su estilo, sino también porque parece ser anterior al 409 aC (mientras que todo lo conservado del autor es posterior a la caída de los Treinta, del 403 aC en adelante). Es interesante al respecto de la autoría la siguiente hipótesis: el autor habría sido el mismo orador, uno de los hijos del acusado; en la Anábasis de Jenofonte aparece un personaje que podría ser esta misma persona, «Licio, hijo de Polístrato, ateniense»; el genitivo de Licio es Lykíou y el de Lisias es Lysíou; ambos nombres se habrían confundido en la transmisión y este discurso entró en el corpus lisíaco. Una hipótesis ingeniosa y atractiva, pero difícilmente verificable.

En cuanto al propio discurso, los hechos sobre los que versa son los siguientes: Polístrato (a quien defiende el mediano de sus tres hijos) ha sufrido graves quebrantos en su patrimonio por culpa de la guerra. Se presenta como un hombre moderado y partidario de la democracia; uno de los Cuatrocientos, que favorecían la idea de que sólo debían administrar los asuntos de la polis aquellos que podían «proporcionar una armadura» para su defensa. Sin que fuera uno de los cabecillas, tuvo una participación más activa que la de un simple compañero de viaje de los oligarcas, desempeñando una magistratura en Eretria y siendo herido en la batalla allí librada. Fue condenado a una fuerte multa en el rendimiento de cuentas inmediato a este conflicto, y ahora se ve envuelto en un nuevo proceso. Todo esto nos cuenta su hijo, que lógicamente nos pinta un cuadro decididamente positivo de Polístrato, alegando que fue elegido para formar parte de los Cuatrocientos, pero su cargo le impidió formar parte de los que creaban las leyes o juzgaban a la gente, y por tanto con menor culpa que otros que compraron su absolución.

No conocemos a qué clase de proceso pertenece (ya que fue transmitido sin título). Si existió una relación estrecha entre el rendimiento de cuentas anterior y este juicio, podría tratarse de un proceso de perjurio o de confiscación. Si hacemos caso a Harpocración cuando dice «... Polístrato, sobre el que hay un discurso atribuido a Lisias con el título Defensa en favor de Polístrato por subversión de la democracia», éste sería efectivamente un proceso de doble procedimiento, ante el Consejo y ante la Asamblea.

No se trata de un buen discurso, y existe una cierta voluntad de estilo. Verbigracia, es difícil encontrar un párrafo en el que no haya una antítesis (a menudo muy forzada, lo que incide precisamente en la voluntad retórica).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada