Jenofonte: Anábasis o Expedición de los Diez Mil (II)

Resumimos a continuación los libros III-VII de la Anábasis. Una introducción y el resumen de los primeros libros puede encontrarse en esta otra entrada.

Libro III
  1. Abatimiento de las tropas griegas tras la pérdida de los generales. Tras una pequeña digresión sobre los motivos que le llevaron a unirse al ejército, Jenofonte se convierte en protagonista del relato: un sueño premonitorio (un rayo cayendo sobre la casa paterna) le lleva a arengar a los capitanes y oficiales para que se reorganice el ejército y se conduzca a los soldados fuera del dominio del rey persa. Se sustituyen los generales y capitanes muertos. Jenofonte es elegido general de los beocios en el puesto de Próxeno.
  2. Asamblea del ejército: discursos a los soldados por parte de Quirísofo, Cleanor y Jenofonte; se aprueban las propuestas (reanudar la marcha pese a la amenaza del rey persa).
  3. Mitrádates, anterior aliado de Ciro, ataca al ejército griego con jinetes, arqueros y honderos. Ante el escaso avance, los griegos deciden crear un escuadrón de honderos rodios y otro de jinetes.
  4. Nuevo ataque de Mitrádates, con muchas más tropas, que es rechazado. Los griegos continúan hacia el norte, siguiendo el curso del Tigris, durante doce etapas, hostigados por Tisafernes. Los griegos modifican su formación en cuadro para hacerla más flexible, y continúan su avance.
  5. Los persas queman las aldeas, dificultando el aprovisionamiento. Los generales griegos deciden seguir la ruta del norte, en dirección al mar Negro, entrando así en el país de los carducos.
Libro IV
    1. Los griegos en el país de los carducos: dificultades de la marcha por las montañas y primeros enfrentamientos, con captura de prisioneros. Se recorren tres etapas.
    2. Fuertes combates con los carducos, con más de trescientas bajas griegas. Tras haber recorrido otras tres etapas, se alcanza la frontera con Armenia.
    3. Los griegos logran cruzar el río Centrites, pese al ataque por la retaguardia de los carducos y la oposición frontal de Orontas, sátrapa de Armenia Oriental. La genial estrategia de Jenofonte les permite entrar en la provincia.
    4. Los griegos pasan a Armenia Occidental, donde acuerdan una tregua con el sátrapa, Tiribazo. El invierno se endurece, y Tiribazo ataca a los griegos. Éstos, prevenidos por un prisionero, ponen en fuga a los bárbaros.
    5. Los griegos continúan su avance, con penalidades por el rigor del invierno. Tras recorrer algunas etapas más, llegan a un pueblo donde se les agasaja.
    6. Los griegos penetran en territorio de los fasianos, que les hacen frente junto a los cálibes y los taocos en el paso de una montaña. Los griegos vencen de nuevo, haciéndose con el paso.
    7. Los griegos entran en el país de los taocos y vuelven a vencerlos; lo mismo sucede en el país de los cálibes. Se continúa por territorio de los escitenos, divisándose por fin el mar Negro desde la altura de un monte.
    8. Los griegos penetran en la región de los macrones, con los que pactan gracias a un liberto procedente de la zona, y prosiguen su recorrido por territorio de los colcos, que son derrotados. Alcanzan finalmente la colonia griega de Trapezunte, en el mar Negro.
    Libro V
    1. Los soldados griegos, estacionados en Trapezunte, desean continuar su viaje por mar. Quirísofo marcha a Bizancio a pedir al almirante espartano, Anaxibio, el envío de barcos para hacerlo posible. Entretanto, Jenofonte propone unas normas para aprovisionarse mediante pillaje por tierra y por mar; los trapezuntios dan naves a los griegos; primeras bajas griegas en las excursiones de saqueo.
    2. Importante incursión griega en el territorio de los drilas, a quienes vencen.
    3. Ante la tardanza de Quirísofo y la falta de provisiones, los griegos parten de Trapezunte, unos en barco (los más viejos, los heridos, las mujeres,...) y otros caminando, y llegan a Cerasunte, otra colonia griega en el mar Negro. Digresión sobre la finca de Jenofonte en Escilunte y su templete.
    4. Los griegos parten de Caresunte, y los que van por tierra llegan al territorio de los mosinecos, que se hallan divididos en dos facciones. Los griegos se alían con una de ellas para combatir a la otra. Digresión sobre las costumbres de los mosinecos.
    5. La expedición pasa por el país de los cálibes y por el de los tibarenos, llegando a Cotiora, otra colonia en el mar Negro. Embajadores de Sínope, metrópoli de Cotiora, Cerasunte y Trapezunte, acusan a los griegos de haber forzado su entrada en Cotiora. Jenofonte responde que no fueron recibidos amistosamente. Finalmente se llega a la paz.
    6. Por consejo de Hecatónimo, embajador de Sínope, los griegos acuerdan continuar todos por mar. El ejército se opone a la propuesta de Jenofonte de fundar una colonia; éste acata la decisión, a condición de que nadie deserte del ejército. Los habitantes de Heraclea, otra colonia en el mar Negro, envían barcos, pero no el dinero prometido.
    7. Calumnias de algunos capitanes y generales contra Jenofonte. Asamblea del ejército: Jenofonte expone los actos de indisciplina cometidos por algunos expedicionarios; se castiga a los culpables y se purifica el ejército.
    8. Rendición de cuentas de los generales. Jenofonte es acusado de maltrato a los soldados; defensa de Jenofonte, basada en que lo hizo para salvar a los propios soldados; absolución de Jenofonte.
    Libro VI
      1. Acuerdo de amistad de los griegos con Corilas, caudillo de los paflagones, quienes los invitan a un banquete. Llegada a Sínope por mar, donde también arriba Quirísofo (que no ha logrado ningún barco de Anaxibio). Los soldados prefieren un solo jefe y proponen a Jenofonte, pero éste rechaza la propuesta al consultar los augurios; Quirísofo es elegido jefe único.
      2. Llegada a Heraclea por mar. Asamblea de arcadios y aqueos instigada por varios capitanes. Escisión del ejército en tres partes: arcadios y aqueos eligen a sus propios generales y navegan hacia Calpe, en Bitinia; Quirísofo marcha con sus tropas a pie hacia Bitinia, y enferma durante el camino; Jenofonte embarca sus tropas hasta la frontera con Bitinia, y de ahí sigue por tierra.
      3. Arcadios y aqueos quedan rodeados por los tracios en una colina. Quirísofo llega al puerto de Calpe. Jenofonte acude en ayuda de los arcadios y aqueos, mas no los encuentra; finalmente, tres cuartas partes del ejército se agrupan cerca de Calpe.
      4. Descripción del puerto de Calpe. Acampada en la playa y asamblea, en la que se acuerda no dividirse nunca más. Muerte de Quirísofo, sustituido por Neón. Los griegos no continúan la marcha porque los sacrificios no son propicios. Neón avanza con muchos efectivos a por víveres, en territorio de los bitinos; la caballería de Farnabazo, sátrapa de Bitinia, causa una masacre en ellos. Algunos bitinos atacan el campamento griego, que se pone en guardia.
      5. Partida del ejército, al mando de Jenofonte, para castigar a los bitinos y a los jinetes de Farnabazo, consiguiendo una victoria total.
      6. Llegada de Cleandro, gobernador de Bizancio. Incidentes con él, y detención de dos hombres. Embajada del ejército conducida por Jenofonte, que ofrece el mando del ejército a Cleandro si libera a los presos. Éste no lo acepta porque los sacrificios no son favorables, aunque libera a los hombres. Partida de Cleandro. El ejército llega a pie a Crisópolis, en las proximidades de Bizancio.
      Libro VII
        1. Farnabazo pide a Anaxibio que saque al ejército griego de Asia. Anaxibio invita a los griegos a entrar en Bizancio, pero luego los expulsa. Los griegos fuerzan la entrada en la ciudad, causando el pánico, y Jenofonte debe calmar a sus hombres, recordándoles lo conveniente de ser aliado de los espartanos, teniendo ya tanto enemigos a sus espaldas. Cerátadas de Tebas, un general mercenario, sustituye a Jenofonte al frente del ejército, y lo saca de la ciudad, mas no continúa en el mando por falta de recursos.
        2. El ejército avanza por Tracia sin Jenofonte; sus generales no están unidos y no se ponen de acuerdo en el camino a tomar; se multiplican los abandonos. Aristarco releva a Cleandro como gobernador de Bizancio. Anaxibio persuade a Jenofonte para ir en busca del ejército griego. Polo releva a Anaxibio como almirante, y Aristarco, harmosta de Bizancio, impide a Jenofonte que el ejército embarque para pasar el estrecho. Seutes, príncipe de Tracia, convence a Jenofonte de contratar al ejército para sus campañas.
        3. Jenofonte persuade al ejército para ir junto a Seutes. Banquete de Seutes en honor de los griegos. Marcha nocturna y ocupación de ciudades tracias.
        4. Irrupción de Seutes y los griegos en el país de los tinos, tribu tracia, a quienes vencen.
        5. Llegada al Delta de Tracia, a Salmideso. Seutes incumple el pacto y no paga a los soldados, mientras Heraclides, griego a a su servicio, calumnia a Jenofonte. Llegada a Salmideso, mientras aumenta el malestar en el ejército. 
        6. Enviados del general espartano Tibrón llegan a Salmideso y proponen a Seutes tomar las tropas griegas a su servicio, para luchar contra Tisafernes; Seutes acepta y los lleva junto al ejército. Los soldados acusan a Jenofonte de enriquecerse a costa de ellos. Largo discurso de defensa de Jenofonte, que es apoyado por los emisarios de Tibrón. Seutes y Heraclides parten.
        7. Marcha el ejército griego, expoliando las aldeas de Medósades, subordinado de Seutes. Entrevista entre Medósades y Jenofonte. Discurso de Jenofonte a Seutes, reprochándole el engaño; Seutes paga lo prometido.
        8. El ejército griego cruza el mar de Mármara, bajo el mando de Jenofonte, y llega a Pérgamo. Expedición de conquista contra el noble persa Asidates. En Pérgamo, Jenofonte entrega el mando del ejército a Tibrón, que lo conduce junto con otras fuerzas contra Tisafernes y Farnabazo.

        No hay comentarios:

        Publicar un comentario en la entrada