Jenofonte: Cinegético

Esta breve obra es una suerte de tratado técnico sobre la caza. Se observa el valor educativo de la misma, e inspira un amor progresivo por el peligro, desde la caza de la liebre, pasando por la del ciervo y el jabalí, hasta llegar a las fieras y, en un paralelismo curioso, a los sofistas (que tal vez habían criticado la obra por su estilo descuidado y falto de elegancia). A pesar de lo obsoleto de sus técnicas, sigue siendo un texto interesante, y muchas observaciones aún son válidas.

La autoría de Jenofonte es discutida: algún estudioso la niega rotundamente, otros la aceptan viendo en ella las ideas, los sentimientos y el estilo de otras obras de Jenofonte, y la mayoría ve en ella una autoría parcial, pues el primer capítulo, un exordio retórico de diferente estilo, bien pudiera situarse dentro de la Segunda Sofística, durante el reinado de Adriano. Diferencias en el resto de la obra (como la abundancia del quiasmo y la asíndeton, y también la concepción peyorativa de la retórica) han sido achacadas a que De la caza sería una obra temprana. Respecto a ésta, se ha propuesto que la composición se realizaría durante la estancia en Escilunte, entre 392 y 388 aC, más concretamente el año 391/390 aC.

El contenido de sus trece epígrafes quedaría de la siguiente forma:
  1. Prólogo o exordio sobre el origen y mitología de la caza, presentando a los héroes que la practicaron.
  2. Trata brevemente del guarda-redes (debe hablar griego) y describe por extenso las redes mismas.
  3. Habla de las razas de perros (raza "cástor" y raza "zorro", ambas laconias), de sus cualidades y defectos (en realidad es una lista de los defectos que deben evitarse), y de sus formas de rastreo (de nuevo, lista los errores más comunes de los animales).
  4. Condiciones físicas que han de reunir los perros y cómo deben rastrear.
  5. La liebre: rastro, clases, defectos y condiciones especiales para la carrera. Es curioso que el capítulo termine pidiendo respeto para los cultivos y las aguas de las tierras de labor, tanto por motivo profesional (que la caza no sea vista con malos ojos) como moral.
  6. Sobre el equipo y adiestramiento de los perros, la colocación de las redes y el modo de iniciar y finalizar la caza.
  7. Trata de la reproducción y cría de los perros.
  8. Rastreo, seguimiento de huellas y captura de la liebre en la nieve.
  9. Se ocupa de la caza de ciervos y cervatos, de la colocación de cepos y de la caza con ellos.
  10. El jabalí: equipo preciso y su captura con redes.
  11. Sobre los procedimientos seguidos para capturar fieras.
  12. Las ventajas de la caza: mantiene en perfectas condiciones físicas y adiestra para la guerra, sin que ello suponga el abandono de los asuntos particulares.
  13. Remata la obra con un ataque a los sofistas y su enseñanza, trazando un paralelismo entre los políticos ambiciosos que van a la caza de amigos y los auténticos cazadores de fieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada