Platón: Leyes (II)

Continuamos con el resumen de la obra más extensa de Platón. Tras analizar la obra y realizar el epítome de los cinco primeros libros, pasamos ahora a los siete restantes.

Libro VI

En él se detalla la estructura administrativa del Estado y la fundación de la familia. Se habla en primer lugar de las magistraturas (indicando sus atribuciones, su modo de organización y de renovación): los guardianes de la ley, los mandos militares, el consejo, los sacerdotisas y sacerdotisas, los guardias rurales y urbanos, así como los propios del mercado, los magistrados encargados de la educación y los jueces. La legislación de este ámbito comienza tratando la capacidad legislativa de los guardianes de la ley, para pasar luego a la organización social y los festivales, la organización de la familia, el matrimonio, la forma de vida de los recién casados y la procreación de hijos.

Libro VII

Trata sobre la educación de los niños, dividiéndola por etapas: hasta los tres años (movimientos del cuerpo y educación del alma), de los tres a los seis años (educación a través del juego), y a partir de los seis años (con gimnasia y música). Luego se centra en la escuela y su organización: los edificios, la educación igualitaria para varones y mujeres (aunque en grupos separados), y el plan de estudios (lectoescritura, música, ciencias matemáticas). Finalmente habla de los beneficios educativos de la caza. En todo este libro, más que leyes preceptivas encontramos consejos derivados del saber tradicional.

Libro VIII

Centrado en el culto religioso y la organización religiosa del Estado. Se tratan las festividades religiosas (incluyendo la celebración de los juegos), la regulación de la vida sexual de sus habitantes, y diversos temas económicos: agricultura, artesanado, distribución e los productos agrícolas, orden en las aldeas, el mercado y los metecos.

Libro IX

La primera parte del código penal. Presenta las leyes sobre delitos contra la religión y el Estado (robo de templos, subversión, alta traición y robo), los fundamentos teóricos del sistema penal (el legislador como educador; la relación entre lo justo y lo bello; la definición de la acción justa y la injusta; la enajenación mental), los delitos contra el alma (los diferentes tipos de homicidio: involuntario, impremeditado, en defensa propia, y premeditado) y los delitos contra el cuerpo (lesiones físicas y malos tratos).

Libro X

Continúa la descripción del código penal. Primero habla brevemente de los delitos contra la propiedad, y luego pasa a estudiar los delitos contra los dioses, donde presenta con un largo preámbulo la ley contra la impiedad (refutación del ateísmo mediante la doctrina del alma como causa eficiente de todos los seres y como principio rector del universo; refutación de dos falsas creencias sobre los dioses -que no intervienen en los asuntos humanos y que pueden ser apaciguados y sobornados-) y pasa finalmente a una breve ley contra los templos privados.

Libro XI

Resume el código civil y comercial, tratando cuestiones sobre el derecho de propiedad (apropiación indebida; esclavos y libertos; objetos reclamados por terceros), el derecho comercial y gremial (adulteración de productos; comercio y servicios; incumplimiento de contrato), el derecho familiar (herencia; relaciones entre padres e hijos; divorcio; hijos de esclavos; desatención de padres y abuelos), los daños y ofensas a terceros (envenenamiento y magia; robo y asalto; injurias y ofensas; mendicidad; daños cometidos por esclavos o animales domésticos) y el derecho procesal (declaraciones de testigos; cohecho y talante litigioso).

Libro XII

Trata diversas cuestiones sobre la administración del Estado, como las infracciones contra el deber militar y a propiedad estatal, los auditores, el perjurio, la organización de los tribunales y los procedimientos procesales, los funerales y la junta nocturna. Finalmente, y sin un arreglo de continuidad, los tres ancianos terminan su debate, al proponer Megilo y Clinias que el ateniense forme parte en la fundación de la nueva ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada